plan-de-alimentacion

Sin categoría

La belleza del ser humano

9 Ago , 2017  

“La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla”

Hermann Hesse

 

Estamos en una cultura en donde la belleza está altamente relacionada con el peso que tiene una persona. Las medidas se han vuelto una religión para los individuos de cualquier sociedad, y esto ha hecho que la autoestima de estos decaiga alarmantemente.

Esto ha causado que cada día se incrementen los casos de personas que padecen diversos desórdenes alimenticios —anorexia, bulimia, obesidad, ente otros— dado que quieren complacer a una sociedad que es altamente exigente y la cual siempre te estará pidiendo más, dado que sus estándares son incumplibles.

Asimismo, los porcentajes de dichas cuestiones han aumentado drásticamente dado que son pocas las personas que saben seguir un plan de alimentación que se adecue a sus necesidades. Puesto que el estilo de vida de cada uno es diferente, y por ende requiere de distintos planes nutrimentales.

Sin embargo, son pocas las personas que se acercan a una clínica de nutrición, y prefieren creer en las dietas que ven por internet, o a través de revistas juveniles que no tienen la preparación adecuada para establecer un parámetro de dieta que a todos los lectores les acomode. Simplemente porque es fundamental conocer a la persona que está deseando bajar de peso, ver sus medidas, e informar cual es el peso saludable en el que debe estar, y no las medidas que la sociedad exige que debes tener.

clinica-de-nutricion

Todos nacemos con diferentes complexiones, y es algo que se debe aprender en la sociedad. No es posible que todos obtengamos la misma cintura, aunque sea a través de dietas y de ejercicio, o el busto que se requiere para ser una persona altamente sensual. Tampoco está bien irse al otro extremo y promover las curvas en exceso, ya que éstas pueden ocasionar problemas como la diabetes, el alto colesterol, etc.

Tampoco se trata de que te mates de hambre y solo comas verduras. Todo en la vida es un balance, y está bien a veces comprarte y disfrutar tus Sabritas, pero que éstas estén complementadas por una comida rica en vitaminas y nutrientes.

Lo importante es cuidar nuestro cuerpo, porque en un futuro éste nos traerá una factura que no querremos pagar. Esto es algo que en nuestra juventud decidimos no ver, ni pensar en ello, puesto que consecuencias a largo plazo, son inexistentes. Pero debemos cambiar nuestra forma de pensar, por nuestro bien.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com